FRUIT LOGISTICA News.
Boletín mensual sobre oportunidades de negocio para el sector hortofrutícola.

Colaboración para conseguir el éxito

Berlín, 22 de diciembre 2015

De igual modo que los agricultores de diferentes puntos del mundo se alían y colaboran entre sí para conseguir abastecer con un mismo producto al consumidor durante todo el año, ocurre también esa colaboración a distintos niveles dentro de la cadena de valor del sector hortofrutícola. Una cooperación que es una estrategia empresarial para ser más competitivos.

Con una amplia lista de países a los que exportar, las empresas productoras tienen varios retos, entre ellos, el conseguir dar servicio a sus clientes manteniendo su margen de ganancia. “Hemos compartido contenedores con otras empresas productoras para abaratar los costes en los envíos marítimos”, ha confesado el Director Comercial de la cooperativa Fruits de Ponent, Robert Perucho, quien ha reconocido las dificultades que suponen las barreras logísticas para los productores.

Que el producto llegue en las mejores condiciones y se produzca una repetición en la compra es el objetivo final. Sin embargo, para conseguirlo las empresas productoras deben tener en cuenta que tan sólo disponen de 1/8 segundo para acaparar la atención del consumidor, según datos de la FAO. Por lo tanto, es de suma importancia ofrecer un producto al gusto del consumidor para lucir en el lineal; aunque para ello a veces se requiera un trabajo en conjunto entre diversas empresas del sector. El mercado inglés detectó una tendencia por la preferencia del consumidor por la manzana que carece de packaging en bandeja o caja, tal como explicó a la organización de FRUIT LOGISTICA el Responsable de Aplicaciones de la empresa de empaquetado Redpack, Jason Knowles. En la pasada edición asistieron para presentar su nueva máquina de envasado, diseñada conjuntamente con uno de los mayores productores de manzana en Reino Unido.

Otra vía de cooperación es una alianza con el mundo científico para aprovechar el conocimiento de alto valor ya existente. El contacto con universidades o centros tecnológicos es una opción para las empresas hortifrutícolas que apuestan por el I+D+i, culminando en nuevos productos y servicios. En este ámbito, AINIA Centro tecnológico y la española Biosabor acaban de presentar recientemente los resultados de su cooperación en la línea de I+D+i en nutrición y salud para productos V gama. “Los resultados obtenidos de los estudios realizados con el digestor dinámico in Vitro de AINIA Centro Tecnológico demuestran que la capacidad antioxidante del gazpacho ecológico de Biosabor aumenta un 24% tras la digestión y la del zumo de tomate con granada un 4,5%”, han declarado desde AINIA mediante nota de prensa. El reconocimiento del producto por parte del instituto dedicado a la investigación, el desarrollo tecnológico, calidad de producción y competitividad es un aval con garantías.

Y no sólo los productores y las pymes buscan esa cooperación para ser más fuertes sino que dentro de la cadena el trabajo conjunto es clave incluso para la distribución. “En el campo de la investigación, la tecnología, la comercialización, el intercambio de experiencias que fomenten el perfeccionamiento de los procesos de negocio, la mejora de la formación profesional o la mejora de la calidad”, declaraba en su presentación sobre ‘La distribución organizada como palanca de competitividad del sector hortofrutícola’ el Presidente de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados, Aurelio del Pino.

Los diferentes actores de la cadena se encontrarán entre los próximos días 3 y 5 de febrero en la mayor plataforma comercial internacional para producto fresco. Una asistencia que permitirá avanzar en las distintas colaboraciones que se dan dentro de la cadena de valor.

Mint · Calle Orense, 85 · Madrid, 28020