FRUIT LOGISTICA News.
Boletín mensual sobre oportunidades de negocio para el sector hortofrutícola.

Daniel Molina Berges, Sweet Onion Manager de Jumosol

Berlín, 30 de junio 2017

F.L.- ¿Cómo fueron los inicios de Jumosol?

D.M.- Jumosol es una empresa familiar fruto del impulso y decisión de nuestros padres que en los ‘80 dieron el paso de ser agricultores puros a ser comerciantes que defendían su producción de cebolla. Desde los ’80 nos hemos incorporado la siguiente generación y hemos crecido invirtiendo, innovando y sobre todo desarrollando una estrategia de diferenciación, nicho y promoción de nuestro tesoro más preciado: la cebolla dulce.

F.L.- Y, ¿cómo consideras que ha evolucionado el negocio de las cebollas desde vuestro comienzo en los ochenta?

D.M.- Por una parte, el sector ha evolucionado muchísimo porque se ha profesionalizado. Ha habido un gran desarrollo de la genética de las variedades aumentándose la productividad en campo y el consumo y volumen de ventas de cebolla española ha aumentado. Por otro lado, hay cuestiones en las que no hemos evolucionado, como pueden ser la dispersión del sector y la desunión entre agricultores y comercializadores… es el ‘talón de Aquiles’ del sector cebollero español.

F.L.- ¿Dónde está centrada vuestra producción?

D.M.- Cultivamos fundamentalmente cebolla dulce en fincas propias de Aragón (España) y de Perú para poder garantizar un suministro continuo de cebolla con sabor suave durante todo el año. También realizamos programas de producción con otro tipo de variedades de cebolla con productores de otras comunidades españoles, Holanda y Francia.

F.L.- ¿Cuáles son vuestras variedades?

D.M.- Trabajamos todo tipo de variedades: cebolla de consumo amarilla, roja, blanca, chalotas, entre otras; pero en lo que estamos especializados es en el cultivo y comercialización de cebolla dulce.

F.L.- ¿Cuáles son los aspectos que marcan la diferencia en Jumosol respecto a su competencia?

D.M.- Nuestra alma y diferencia es nuestro sabor. El reto que tenemos en Jumosol es romper el concepto que el consumidor tiene en su mente de lo que es una cebolla para que así aumente el uso cotidiano de la cebolla dulce. Creo que el éxito que hemos tenido viene de la mano de la obsesión en garantizar un sabor suave todo el año y en aportar valor a nuestros clientes retailers haciendo que crezcan y ganen cada vez más vendiendo nuestras cebollas. Probablemente esto es lo que nos diferencia de otros cebolleros competidores.

F.L.- ¿Dirías que la cebolla dulce es todavía un producto sobre el que hay mucho desconocimiento entre el consumidor?

D.M.- En España hemos conseguido que la cebolla Dulce tenga un peso en la categoría “cebolla” en los retailers aportando valor y volumen y un peso en la cesta de la compra del consumidor, aunque queda mucho por hacer en formación y comunicación de la diferencia que tiene nuestro producto. Por otro lado el mercado europeo sí que está mucho más verde, como hace 20 años en España. Hay un total desconocimiento y a veces cierta desconfianza ya que ha habido empresas que han vendido cebolla con el apellido “dulce” y luego metían cebolla con un sabor realmente picante. Ahí hay oportunidad para la propuesta que ponemos encima de la mesa de una cebolla con un sabor suave todo el año.

F.L.- ¿Qué estrategias o acciones lleváis a cabo desde Jumosol para la promoción?

D.M.- El participar en ferias internacionales es la acción fundamental que hacemos unida a hacer muchísimos kilómetros vendiendo nuestra propuesta de negocio. Por supuesto a nivel de promoción en medios tenemos una apuesta fuerte por la Denominación de Origen Cebolla Fuentes de Ebro, producto autóctono de nuestra zona que es la joya de nuestra corona y la mejor cebolla del mundo.

F.L.- ¿En qué mercados internacionales está presente Jumosol? ¿Qué países tenéis en el punto de mira para abrir mercado y cuáles son las dificultades o retos que debéis sortear?

D.M.- Vendemos en toda Europa nuestra cebolla dulce y el resto de variedades. Es complicado que te den oportunidad de desarrollar un nuevo producto en categorías commodities de fruta y verdura tan consolidadas como es la cebolla. El reto es explicar y hacer ver al cliente tu propuesta de valor, es sencillo en realidad pero harto complicado de conseguir.

F.L.- ¿Qué importancia otorga Jumosol a la innovación?

D.M.- Jumosol nació de la innovación proponiendo a los cinco principales retailers de nuestra ciudad cebolla pelada y normal en bolsitas cuando todo eran graneles. Hoy el reto está en garantizar una cebolla cada vez más suave, el desarrollo de nuestras propias variedades de cebolla dulce y afilar al máximo nuestros procesos en búsqueda de la excelencia a todos los niveles. Tenemos proyectos en marcha en nuestra casa de robótica, bigdata, biodiversidad y medioambiente, cultivo, eficiencia, excelencia… somos un equipo joven, buena gente, muy buena y talentosa y de acción... ¡y disfrutamos además con nuestro trabajo!

F.L.- ¿Qué os aporta una feria como FRUIT LOGISTICA?

D.M.- Es un punto de encuentro clave para nosotros. El primer año que visitamos mis hermanos y yo Berlín fue en 2003. Al año siguiente ya teníamos un pequeño stand en el que comenzamos a vender nuestra cebolla dulce junto a otros productores aragoneses. Desde entonces es clave para nuestra estrategia comercial.

F.L.- ¿Cómo preparáis vuestra participación?

D.M.- Es importante para nosotros tener nuestro corner en FRUIT LOGISTICA y por ello durante años hemos participado de forma agrupada con otros productores aragoneses de frutas y verduras en la zona de España. En 2016 cambiamos y participamos como coexpositores en el stand de GlobalGAP ya que somos miembros y socios activos de esta organización. Para nosotros FRUIT LOGISTICA dura todo el año ya que aunque los tres días de feria en Berlín la adrenalina está a flor de piel y hay un estadio idílico comercial, que luego durante el resto del año hay que apalancar y seguir demostrando nuestra propuesta de valor a nuestros clientes todos los días.

 

Mint · Calle Orense, 85 · Madrid, 28020