FRUIT LOGISTICA News.
Boletín mensual sobre oportunidades de negocio para el sector hortofrutícola.

Nuevos desafíos internacionales

Berlín, 31 de agosto 2017

En una agricultura que centra sus esfuerzos en aumentar su producción y abastecer a la creciente población del planeta, el contexto internacional presenta grandes desafíos que bien podrían cambiar el orden mundial.

En América, EE.UU., un país que tradicionalmente había ido ampliando su red de acuerdos comerciales internacionales en todo el mundo, la subida al poder de Trump el pasado 20 de enero provocó un cambio radical a estas políticas. Como declaraba el ya presidente en su discurso inaugural: “De hoy en adelante, una nueva visión va a gobernar nuestro país. […] Cada decisión en materia de comercio, impuestos, inmigración o relaciones internacionales se tomará para beneficiar a los trabajadores y las familias estadounidenses”. Y, efectivamente, pronto llegaron su retirada del Acuerdo de Asociación Transpacífico, la nueva negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la intención de revisar el tratado existente con su aliado de Corea del Sur o la congelación en los avances para el TTIP, la Asociación Transatlántica sobre el comercio y la inversión (el conocido ObamaTrade del que la UE sería contraparte).

Mientras, a este lado del charco procesos como el Brexit británico, cuyas implicaciones comerciales aún están por concretar, o el veto agroalimentario ruso, iniciado en 2014 y prolongado hasta finales de 2017 (si bien no se descarta que se mantenga en 2018); cubren de incertidumbre la viabilidad de las exportaciones a mercados que tradicionalmente han venido siendo grandes importadores de frutas y hortalizas frescas. En el caso del Reino Unido, con 1,5 millones de toneladas de producto fresco español importadas en 2016 el país anglosajón se situaba como el tercer destino de nuestras frutas y verduras, solo por detrás de Alemania y Francia. En el caso de Rusia, el impacto de las medidas proteccionistas se manifestado en la reducción dramática de las exportaciones a terceros países así como en la bajada de precios que, según Francisco Vargas, responsable nacional del sector de hortalizas de Asaja y presidente de Asaja Almería, ha supuesto una caída del 23% desde el inicio del veto en 2014. 

Queda claro que, en un sector tan competitivo y globalizado como el agroalimentario, es ahora más necesario que nunca diversificar y apuntar a nuevos mercados como destino de exportación. Si a este panorama internacional le sumamos las extraordinarias perspectivas de crecimiento que ofrece la región asiática, parece evidente que mirar a oriente podría ser la solución. En concreto, la UE, y entre ellos España, ha conseguido un significativo crecimiento de las exportaciones de frutas y hortalizas a diferentes mercados asiáticos como Tailandia, Japón o China siendo garantía de calidad y seguridad alimentaria.

El evento de referencia para el sector de productos frescos en Asia, ASIA FRUIT LOGISTICA, pone en contacto a profesionales del sector productor con compradores de países asiáticos. La feria celebra entre los días 6 y 8 de septiembre su 11ª edición, donde en esta ocasión congrega a más de 800 expositores provenientes de 43 países de todo el mundo.

Mint · Calle Orense, 85 · Madrid, 28020