FRUIT LOGISTICA News.
Boletín mensual sobre oportunidades de negocio para el sector hortofrutícola.

Hacia la automatización

Berlín, 26 de octubre 2017

El hombre vs la máquina. Ya hace casi una veintena de años desde que comenzó el siglo XXI y según apuntan los estudiosos, este va a ser el siglo de la máquina, no de una invasión tipo “Yo Robot” sino que la palabra clave y que va a guiar cada vez más los avances tecnológicos del ser humano y la vida cotidiana es “automatización”. Según la RAE, “automatizar” es aplicar la automática a un proceso o a un dispositivo.

Desde la revolución industrial, la industria, valga la redundancia, ha estado incorporando máquinas sustitutivas al trabajo de los obreros. Pero no solo la industria, tema que parece lejano y fuera de actualidad, sino que además, a ella se han sumado la agricultura y la ganadería. Parece extraño pensar que trabajos tan concretos y precisos, que requieren habilidades humanas especiales como el pastoreo nómada o el cultivo y recolección de frutas y verduras pueda ser sustituido por máquinas, pero a día de hoy ya está sucediendo.

Una de las novedades tecnológicas que se están utilizando cada vez más dentro del mundo del campo son los drones. Estos vehículos aéreos no tripulados de tecnología punta ofrecen múltiples posibilidades para la agricultura. Pueden sobrevolar los campos de una forma rápida y captar información gracias a sus sensores, y así permiten que se incremente la productividad en aquellos terrenos que cuentan con miles de hectáreas cultivadas. Recogen información sobre la hidratación, la temperatura o el ritmo de crecimiento de los cultivos. Y otra de las funciones más importantes dentro de los grandes cultivos es permitir localizar de forma prematura las enfermedades evitando así que se arruine parte de la cosecha.

O por ejemplo, en cuestiones de riego, cada vez es más frecuente el uso de riego automatizado controlado por un temporizador que facilita el trabajo y ayuda a que el agricultor no tenga que dedicar más que el tiempo necesario a la supervisión del cultivo. Actualmente se están perfeccionando estas técnicas y se ha dado un paso más allá, creando en España -se encuentra en fase experimental- un sistema de tratamiento de agua ozonizada que aportando oxígeno a la raíz, se eliminan las bacterias, los hongos, las algas y cualquier otro microorganismo, convirtiendo el agua en un desinfectante natural que sustituye al trabajo de desinfectar las plantas una por una, con riesgo a respirar alguno de los residuos que desprenden los desinfectantes químicos y además, favoreciendo el cuidado del medio ambiente, ¿una maravilla, no?

CONSECUENCIAS NEGATIVAS DE LA AUTOMATIZACIÓN

Pero como en todo, el hecho de que la máquina sustituya al hombre no es recibido por todos de la misma forma. Sin ir más lejos, para los temporeros estos avances en procesos de automatización no hacen más que poner en peligro sus puestos de trabajo. El último caso concreto es el de el Reino Unido. Nuestros vecinos británicos son de los países punteros en el uso de la tecnología pero también, en la contratación de jornaleros durante las temporadas de recogida de fruta y verdura. Sin embargo, el proceso del Brexit plantea medidas de inmigración que limitan la entrada de estos trabajadores, un escenario frente al cual las empresas agrícolas tendrán que concentrarse en la búsqueda de soluciones para solventar el problema de la recolección.

Aunque, Guido Jouret, tecnólogo de Silicon Valley, afirma que “las primeras máquinas agrícolas no produjeron una realidad laboral del 90% del desempleo, sino que simplemente, los trabajadores fueron cambiando”. Lo que sí que es real, es que estas novedades favorecen a las empresas del sector tecnológico dedicadas a la maquinaria agrícola y a las profesiones de ingenieros o técnicos superiores, necesarios para la construcción, el diseño, el mantenimiento y la reparación de dichas máquinas.

RESPETO AL MEDIO AMBIENTE Y CUIDADO DE LA SALUD

Uno de los beneficios que hemos mencionado y que sin duda, nos conciernen a todos, es el respeto al medio ambiente provocado por el uso de tecnología. Gracias a las innovaciones en el cuidado de los cultivos, se hace más hincapié en conseguir productos naturales y ecológicos, tan demandados en la actualidad.

NECESIDADES DE LOS CLIENTES

En cuestiones prácticas, las empresas quieren ponerse al día y adaptarse especialmente a las necesidades de cada cliente. Por eso, palpando el pulso de la calle, Otto Lara, Ingeniero del Departamento Técnico de Novedades Agrícolas explica cuales son las más requeridas por ellos. “La automatización de sistemas de riego y en climatización, y está en auge especialmente el uso de sistemas de control remoto asociados a dispositivos móviles, tablets y control por ordenador”, ha expuesto Lara.

Respecto al miedo o reticencia de los trabajadores del campo a las nuevas tecnologías, Lara es muy claro: “no hemos encontrado sentimientos de amenaza, al contrario, las herramientas como un arado, una bomba que transporte agua… cambian la metodología de trabajo para ahorrar en tiempos y esfuerzos de los trabajadores”.

Y, sobre todo, destaca la importancia del trabajo conjunto entre hombre y máquina. “La aportación humana es imprescindible para controlar el trabajo de los sistemas, detectar los problemas o diseñar las estrategias de trabajo”, además “las nuevas tecnologías y la utilización de tecnología también crea nuevos trabajos, la propia construcción de la maquinaria habilita la aparición de fábricas que las construyan, personas que las mantengan, etc.”.

Los avances en automatización y las últimas novedades aplicadas al sector de frutas y hortalizas a debate entre los días 7 y 9 de febrero en FRUIT LOGISTICA 2018.

Mint · Calle Orense, 85 · Madrid, 28020